miércoles, 29 de abril de 2015

Corbain y las aves sin límites

Aves en vuelo. Rosa Halloween

Entre las grietas del pinar,
Corbain miraba el vuelo de las aves
como pasos sin ruido.

Le parecía
como si en el mar de los cielos
se hundiese el azul y las brisas sin tiempo.

¿Cuál sería el sentido de este suceso en el mundo?
¿Podría explicar un poema
los gestos del color involuntario,
el sentido de estas criaturas
que sin límites se dispersan?

Corbain miraba la inquietud tras las aves.
Pensaba que todos los vuelos
desnudan algo trascendente,
que una gran ceremonia sería necesaria
para explicar las limaduras de un instante ya ido
pero aun apenas pronunciado.

Pensaba que en la voluptuosidad de sus versos
iba sedimentando una insólita efervescencia,
que el verdadero crimen
era no querer penetrar
los enigmas de la imaginación.

Que sí,
que inequívocamente habría pájaros sin límites,
allí donde quizá no sombrea la luz.