jueves, 1 de septiembre de 2016

Nada ha existido


 Rain Steam and Speed The Great Western Railway.  
William Turner

Tus manos acrecientan
todo lo que yo siento.
Todos los mares se hunden en ti.
Toda la tierra se alza a tu pecho.

Temblar afuera.
Temblar adentro.
Instante… Historia.
Tan lejanos los fuegos
de lo que se espera.

Abre la casa como el cuerpo,
que el viento la traspase;
la casa, el cuerpo, el fuego.
Que corra la sangre. Que todo
se desborde serenamente,
como las horas y los días,
como los tuétanos de la distancia.

Estos carbones,
estas estrellas
del vencimiento
están buscando un corazón
dentro del tuyo.

Dame la mano.
Se apaga la luz, el murmullo,
el aliento. Nada ha existido.

2 comentarios:

Julio González Alonso dijo...


Tienes y tiendes la mano hacia lo inexcrutable, hacia la vida y sus orígenes. Eres grande, amigo Ferreiro. Abrazo y salud.

José Juan Martínez Ferreiro dijo...

Julio, después de estas excesivas sentencias no me queda más remedio que mejorar mi oferta de Godello y otras viandas.

Gracias joven víejo amigo.

Salud, vino y percebes.