martes, 5 de abril de 2016

Así era el hastío

Sábana al viento


Como un cuerpo rozado
por caracoles de lentitud extrema,
así era el hastío
que brotaba de aquellas horas:
El continuo morir
de las olas en mar abierto,
el calor asediando
la extensión de una distancia postiza,
una sábana blanca sumisa al aire
rizando todo el tiempo que perder,
así era el hastío que se mostraba
sobre aquel fondo
de tigres nítidos.